Carta a Puigcorbé

Estimado Sr. Puigcorbé:

Me llena de orgullo y satisfacción que un currante como usted haya decidido ir a la televisión para patalear y protestar contra ese sector empresarial que no le quiere contratar. Evidentemente, si los 4,7 millones de desempleados de este país, incluidos esos 60.000 actores, decidieran recorrer los platós como usted, o tan sólo salir a la calle, para quejarse de todas esas empresas que los vetan; entonces, esto sería otra cosa.

Señor Puigcorbé, Globomedia como otras tantas productoras, son empresas que evolucionan y que en cada proyecto deciden darle la oportunidad a nuevos y desconocidos talentos: actores cuyo sueldo está sujeto a un convenio y no a un caché; que no se quejan por compartir un camerino; que no exigen a producción que lo recoja un Rolls-Royse; que no miran por encima del hombro a un joven director; que no seleccionan o rechazan papeles como divos; que no les importa comer con la figuración, y que saben que están en España y no Hollywood. En definitiva, trabajan con actores que dan muestras de humildad y profesionalidad.

Querido Puigcorbé, quizás Globomedia no le ofrece trabajo como actor, no porque lo hayan vetado, probablemente porque usted no le ha enviado por correo su videobook, o no lo se ha entregado, personalmente, al señor de seguridad que se encuentra en la puerta de dicha productora, dentro de una garita, como hace diariamente gran parte de esos 60.000 actores de los que usted habla. Muchos de ellos, los más afortunados, estuvieron el sábado trabajando en un pub mientras usted se quejaba en la Noria, al mismo tiempo que esperan que les llegue la oportunidad de interpretar a Froilán (papel que usted rechaza). Mientras tanto, éstos y otros (con talento y estudios especializados en la materia) siguen aguantado infinitas colas en castings de todo tipo, y buscan trabajos de actor en portales como soloactores, clandetinosdeactores o quientv, por decirle algunos, para colaborar, desinteresadamente, con algunos cortometrajistas. Le comento esto por si a usted le interesa saber dónde buscar trabajo.

Amigo, por fin se ha dado cuenta que la vida de actor, no es dura, es jodida; y eso que usted ha disfrutado de momentos de gloria. Otros actores y actrices, ni eso. Por ello, en lugar de quejarse, y estar en su casa esperando a que le llamen, podía haber creado su propia productora para trabajar y ofrecer trabajo, o haber explotado su faceta de imitador para hacer programas en nochevieja como han hecho otros con mucho arte, talento y éxito.

No se preocupe, lo bueno que tiene la profesión de actor es que con más de 50 años aún puede tener la oportunidad de que le ofrezcan algún trabajo. En cambio, un albañil o un jardinero con 50 años ni encuentra trabajo, ni le dejan trabajar, y mucho menos quejarse. ¡Con la que está cayendo!

Bueno, espero que Globomedia no se tome a mal sus pataletas y le ofrezca la oportunidad de trabajar con ellos, aunque sea en una nueva edición de La Isla de los Famosos. Eso si, no podrá ir de sibarita.

Sin más, reciba un cordial saludo, y mucha suerte.

Anuncios

Un pensamiento en “Carta a Puigcorbé

  1. Pingback: Carta a Puigcorbé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s