“El mensaje vuela, crece y se transforma”

En estos últimos días, los comentarios vertidos en twitter por algunos famosos han levantado una polvareda que han repercutido en contra de sus autores en todos los sentidos. Nos hemos dado cuenta, más que nunca, que Internet está desarrollando un nuevo lenguaje, y que aún nos queda mucho por aprender. A veces parece que escribir en un muro digital o en un blog es algo sencillo, pero es como pintar un graffiti. Puede que algunos les guste y les parezca una obra de arte, y a otros un acto de vandalismo.

Está claro que en la vida real como virtual, hay que medir las palabras. 140 caracteres, o menos, son los suficientes para que te juzguen y te señalen, para que digan de ti lo que tú no has querido decir. Expresarse en twitter es como hablar sin que te vean la cara, tu cuerpo ni tu voz, pues todo se mezcla y se interpreta según el estado de ánimo del receptor o contexto social. Dicen que Internet da libertad de expresión, que democratizan, pero… ¿dónde está el límite? Como añade Milagros Pérez en su artículo de El País: “Con Internet, las fronteras entre privado y público se difuminan, como también se borran los límites entre personal y profesional. Todo se mezcla, todo cuenta. Nunca había sido tan fácil comunicar, pero no hay que olvidar que el mensaje, una vez lanzado, vuela libre y crece y se transforma, sin que el emisor pueda ya controlarlo”.

El mensaje es el medio, decía McLuhan, pero para otros, el mensaje es el mensaje, o 140 caracteres… con o sin espacios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s