Telecinco debe innovar y apostar por ficciones novedosas

Imagen

En su empeño por encontrar una serie familiar que le aporte éxitos como Los Serrano, a Telecinco le está costando más de un quebradero de cabeza.

Desde mi punto de vista, quizás uno de los principales errores de Telecinco sea el no querer innovar y apostar por ficciones novedosas cuyos protagonistas no sean los de siempre. Volver a ver a Diego Serrano, aunque sea vestido de cura, tal vez no sea un acierto dentro de un argumento que nos recuerda a Arturo Fernández en “Como el perro y el gato”, pues copiar o hacer cutres remakes de series nunca les ha ido nada bien a la “pantalla amiga” .

Como ocurrió con Cheers, también protagonizada por Resines, o más recientemente Familia, Telecinco no termina de acertar con las series de ficción. Los proyectos nuevos siempre están sujetos a multitud de modificaciones. Como informa Formulatv.com, Producciones Mandarina finalizó en julio la grabación del primer capítulo de la nueva comedia ‘He visto un Ángel’, sin embargo, los directivos de Mediaset España no han quedado nada satisfechos con el resultado.

Según ha confirmado este portal, en un primer momento se habló de un parón de tres semanas; tiempo más que suficiente para contratar a un nuevo equipo de guionistas y dar un nuevo giro a la ficción. No obstante, dos meses después el plató de la serie permanece sin actividad alguna. A nivel actoral Mediaset España está contenta, sin embargo, el enfoque y las tramas no han satisfecho en absoluto las expectativas. Por ello, Producciones Mandarina lleva todo el verano revisando diversos aspectos de la producción. En estos momentos, la cadena se encuentra a la espera de que la productora presente una nueva propuesta y el equipo pueda retomar su trabajo.

La comedia surge de la unión de la verdad y el dolor

El pasado lunes asistí por tercer año consecutivo a la inauguración del curso que imparte, cada año, la productora Globomedia en el  Círculo de Bellas Artes en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid. En esta ocasión el curso versa sobre “La Comedia en lo audiovisual”. 

Sigue leyendo

“La desastrosa situación económica favorece el índice de audiencias de las televisiones”

El pasado miércoles, Antena 3 estrenó la serie Con el culo al aire. Su primer capítulo tuvo un 21,9% de audiencia, el mejor arranque de la temporada, y 4.145.000, dos millones más queLa Fuga, la serie que Telecinco exhibe desde hace semanas el mismo día y a la misma hora. Sigue leyendo

La picaresca en el cine español: los presuntos fraudes

Hace unos días se ha publicado en la revista Cinemanía (versión digital) una noticia sobre los fraude del cine español. Aunque la noticia no nos resulta nada nuevo ni sorprendente, pues a los que estamos en este mundillo ya los sospechábamos, aunque nos cueste reconocerlo. Siempre está el tópico de que el Cine Español es malo, y mucha de la culpa la tiene nuestra propia cultura donde hacer patriotismo es síntoma de catetos y defender lo de afuera es signo de modernismo… de ser guay. Sigue leyendo

El CIS estudiará el fenómeno Torrente

Tras ver lo ocurrido en Japón, cansado de ver a la gente amargada y pasando frío en las puertas de los bares porque no les dejan fumar, del aumento del paro, de leer por la noche con la lumbre de una vela y conducir a pasos de tortuga para ahorrar energía; decidí este fin de semana ir al cine, no sólo por divertimento sino por necesidad. Sí, digo necesidad porque con la que está cayendo necesitaba encontrar algo que me hiciera evadirme de la realidad y además que me hiciera sentir lo que soy, no sé… alguna dosis de patriotismo quizás, o… yo lo llamaría… “señas de identidad”, ¿tal vez? Sigue leyendo

Lo mejor de los Goya: el comienzo.

Si el cine es cultura, y no industria, quizá a través de Internet podríamos haber visto la triunfadora de los Goya. Como destaca Elmundo.es, quien no haya visto ‘Pa negre’ (‘Pan negro’) y desde este domingo, embriagado por la curiosidad de las nueve estatuillas de la cinta de Agustí Villaronga, quiera juzgarla por sí mismo en pantalla grande lo tiene difícil en función de la provincia en la que viva. No está disponible en más de la mitad, pero las cosas van a cambiar a lo largo de la semana. Tras sus 14 nominaciones volvió a ser reestrenada con 40 copias -ya sólo se exhibía de manera residual en Barcelona, Madrid, Valencia y Baleares- y ahora, con los premios, tendrá una tercera oportunidad, a través de las pantallas de cerca de 100 salas.

Sigue leyendo

Carta a Puigcorbé

Estimado Sr. Puigcorbé:

Me llena de orgullo y satisfacción que un currante como usted haya decidido ir a la televisión para patalear y protestar contra ese sector empresarial que no le quiere contratar. Evidentemente, si los 4,7 millones de desempleados de este país, incluidos esos 60.000 actores, decidieran recorrer los platós como usted, o tan sólo salir a la calle, para quejarse de todas esas empresas que los vetan; entonces, esto sería otra cosa.

Señor Puigcorbé, Globomedia como otras tantas productoras, son empresas que evolucionan y que en cada proyecto deciden darle la oportunidad a nuevos y desconocidos talentos: actores cuyo sueldo está sujeto a un convenio y no a un caché; que no se quejan por compartir un camerino; que no exigen a producción que lo recoja un Rolls-Royse; que no miran por encima del hombro a un joven director; que no seleccionan o rechazan papeles como divos; que no les importa comer con la figuración, y que saben que están en España y no Hollywood. En definitiva, trabajan con actores que dan muestras de humildad y profesionalidad. Sigue leyendo

Desde “El amigo americano” a “También la lluvia”

Desde la película de Win Wenders, El amigo americano (1977) no veía una película donde hablase de cine de forma metafórica y simbólica. También la lluvia (Icíar Bollaín, 2010) narra la historia de Sebastián (Gael García Bernal) y Costa (Luis Tosar), dos personajes totalmente entregados al cine. Ambos se han propuesto hacer una película sobre Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. Mientras que Sebastián, el director, pretende desmitificar al personaje presentándolo como un hombre ambicioso y sin escrúpulos, a Costa, el productor, sólo le importa ajustar la película al modesto presupuesto del que disponen, razón por la cual elige Bolivia, un país ideal no sólo por las localizaciones que ofrece, sino también por los bajos precios a los que están dispuestos a ofrecer sus servicios la población autóctona.

Sigue leyendo

“Los actores deben ser buenos hasta dando los perfiles”

No lo había visto hasta ahora. Un amigo de Facebook anotó en su muro un enlace a un vídeo que no tiene desperdicio. Se trata del casting que hizo Marlon Brando para la película Rebelde sin causa (Nicholas Ray, 1955). No fue seleccionado, pero se dejó ver su arte y talento. Con sólo 23 años Brando se mueve delante de la cámara como si hubiera llevado toda la vida. Es bueno hasta dando los perfiles, cosa que a muchos actores, e incluso profesionales, les cuestan.

Ralizando una búsqueda biográfica he sabido que fue su madre quien despertó el interés del niño por la interpretación. Brando tuvo desde pequeño el don de observar a la gente e imitar sus gestos, lo cual hacía llevándolos al extremo.

Fue rebelde desde la niñez. Con dieciséis años ingreso, en contra de su voluntad, en la Shattuck Military Academy de Fairbult, Minnesota, donde lejos de «enderezarse», fue expulsado dos años después por insubordinación. Obligado, entonces, a trabajar en lo que fuera, fue albañil y conductor de excavadoras mientras sus hermanas se independizaban y partían a Nueva York para probar suerte en el teatro. A comienzos de 1943 se fue a vivir con su hermana Joselyn con el mismo objetivo. Estudió interpretación, primero, en la New School y, después, en el famoso Actor’s Studio. Mientras esperaba su oportunidad tuvo que encadenar una sucesión de trabajos eventuales para ganarse la vida: vendedor de refrescos, lavaplatos, botones, ascensorista en unos grandes almacenes, etc.

Pero fue en el teatro donde, interpretando una decena de obras entre 1944 y 1947 (Molière, Shakespeare, Ben Hetch, Cocteau, Bernard Shaw…) fogueó su talento, y le bastaron dos frases para convencer a Tennessee Williams de que se hallaba ante el intérprete ideal para encarnar por primera vez al Stanley Kowalski de Un tranvía llamado Deseo. Con el beneplácito del dramaturgo y la dirección de Elia Kazan, Brando fue un Kowalski nunca superado, y de la noche a la mañana consiguió que todo Broadway hablara de él.

Fuente: Biografiasyvidas.com

 

Los actores y las nuevas tecnologías

No sabemos si la llegada de Avatar (James Cameron, 2009) va a suponer el final de los actores, o no. Lo que si sabemos es que la tecnología ayudará a muchos actores a ahorrarse  horas de trabajo perfeccionando la interpretación de sus personajes.

El sistema utilizado en Avatar para dirigir a sus actores permite cambiar por ordenador una mirada, un gesto e, incluso, una lágrima. Con este avance, probablemente desaparezca el famoso método de Stanislavski empleado por muchos actores.

Hace años, algunos expertos ya comentaron el tema de que el futuro de los actores estaba cada vez más cuestionado, y no estaban muy equivocados.

Cameron ha demostrado que no necesita dirigir actores sino a diseñadores informáticos. Dentro de poco, la escuelas de interpretación tendrán que añadir una asignatura donde el actor o actriz aprenda a moverse en medio de un croma cargado de cables y sensores. O quizás, estas escuelas tengan que enseñar a interpretar a los diseñadores informáticos para que sepan dotar de sentimientos a sus “bichos digitales”.

En fin, los actores y actrices no desaparecerán mientras permanezca la esencia del teatro, aunque en algunas obras la tecnología se lleve parte del protagonismo.